Ritmos, notas y escalas: un recorrido interactivo

Fantasía

Varita en alto, nuestro aprendiz de brujo cautivaba el corazón. A pesar de la adversidad, el ratoncito se animó a sortear los límites de la ilusión. Escobas obedientes, flores danzarinas y caballos alados giraban alrededor de una coreografía perfecta. Tal fue la magia, que los personajes de ensueño trascendieron el tiempo. Ochenta años después, las escenas de luz, color y movimiento continúan haciendo honor a su nombre.

Realidad

La película animada representa algo más que una joya del séptimo arte. Cada fotograma revela una verdad a voces. De hecho, la ingenua batuta de Mickey no hizo más que anticipar un mundo gobernado por algoritmos predictivos. Desde su estreno -en 1940- la transición nunca se detuvo. Finalmente, el cambio de paradigma transformó aquella fantasía casual en una realidad virtual.

Asombro

Si de aprender jugando se trata, los laboratorios de Google lideran la vanguardia. Cada experimento oscila entre las sonrisas y los guiños cómplices. En efecto, el sonido y sus propiedades nos ofrecen una experiencia enriquecedora. La idea abraza un eje transversal. Física, música, matemática y pintura conjugarán acordes para amalgamar múltiples saberes. ¡Música, maestro!

 

Carlos Balmaceda

Editor de contenidos | Analista de Sistemas (Univ. Arg. J.F.K.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.