Números a letras: una conversión sencilla

Bastión de la cultura occidental, la ciudad de piedra acuña siglos de evolución. Las calles que supieron amalgamar arte y circo, ahora resisten el paso del tiempo. Templos, anfiteatros y acueductos revelan metodologías refinadas, legado inalterable de la arquitectura moderna.

Sin embargo, el esplendor de Roma ha perdurado más allá del mármol. Las sombras de efebos y dioses alzaron su espada hacia la conquista de un sistema numérico basado en el alfabeto. En efecto, las letras del abecedario podían representar cantidades. La idea de restar a la izquierda y sumar a la derecha, daba rienda suelta a esta gran hazaña matemática.

Los avances tecnológicos terminaron de allanar el camino. Fue entonces cuando el poder del silicio transformó a los números arábigos en pares romanos. Una épica fabulosa, al alcance de un clic. 

Carlos Balmaceda

Editor de contenidos | Analista de Sistemas (Univ. Arg. J.F.K.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.