Ingenio y destreza: compañeros inseparables

A veces ondulantes, otras en zigzag, las formas caprichosas adornan los jardines del palacio real. Majestuosos y enigmáticos, constituyen la joya de la corona. Y aunque sus senderos no conducen a lugar alguno, el encanto de transitarlos abre las puertas al pensamiento lateral.

Hoy, la versión digital del clásico pasatiempo redobla la apuesta. Tras una interface sencilla, los corredores de Maze anuncian su verdadera complejidad. Hallar la salida no será suficiente: debemos valernos de concentración y paciencia.

Ciertamente, un enfoque lúdico plantea el mejor camino a la hora de entrenar la coordinación motora. En apenas once niveles, la extensión de Chrome pondrá a prueba nuestra habilidad con el ratón.  ¿Están preparados?

Carlos Balmaceda

Editor de contenidos | Analista de Sistemas (Univ. Arg. J.F.K.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *