Infancias y Pantallas: una reflexión para compartir con las familias.

Una realidad que nos interpela: ¿Cómo nos paramos nosotros, los adultos, frente a este mundo tecnológico que invariablemente llegó para quedarse?


¿Cómo nos paramos nosotros, los adultos frente a este mundo tecnológico que invariablemente llegó para quedarse?

Este contexto puede presentarse como una oportunidad para que las familias acompañen a los niños y las niñas en el uso de dispositivos digitales. Sabemos que las infancias se alfabetizan digitalmente de modo vertiginoso y esta facilidad habilita un aprendizaje intuitivo y autónomo que sorprende y a veces descoloca a los/as adultos/as que comparten con entusiasmo la ductilidad digital de sus hijos/as y nietos/as.

En este espacio de reflexión con las familias nos proponemos plantear algunos interrogantes que nos invitan a pensar juntos y nos sirven para comenzar a calentar motores:

La humanidad siempre estuvo preocupada por el futuro.

En sus fantasías siempre imaginó un mundo mejor y  imaginación y creatividad son el primer paso para que los proyectos se concreten. Observen estas imágenes cómo nos ayudan a pensar.

Nuestros chicos y chicas, nativos digitales: ¿Qué pasa con nuestras infancias hoy?

En el debate sobre el impacto de las pantallas en la infancia, a menudo se hace referencia a la noción de «nativos digitales» e «inmigrantes digitales». Según esta idea, los niños que nacieron en esta época y crecen en un entorno digital  son considerados «nativos digitales», mientras que aquellos que adoptan la tecnología más tarde en la vida son vistos como «inmigrantes digitales». Algunos videos nos sirvieron para pensar al respecto.

Sin embargo, esta dicotomía puede ser más compleja de lo que parece a simple vista. La idea de los nativos e inmigrantes digitales fue popularizada por Marc Prensky en 2001 y ha sido ampliamente discutida desde entonces. Si bien es cierto que los niños que crecen rodeados de tecnología pueden tener una mayor familiaridad con ella, esto no significa necesariamente que tengan habilidades digitales más avanzadas o una comprensión más profunda de su uso responsable.

Una postura más equilibrada sugiere que, si bien la exposición temprana a la tecnología puede tener ciertas ventajas en términos de familiaridad y comodidad con las herramientas digitales, la competencia digital no está determinada únicamente por la edad o el tiempo de exposición. Factores como la educación, la motivación, la experiencia y la orientación de los padres y educadores también desempeñan un papel crucial en el desarrollo de habilidades digitales.

No a las posturas opuestas

En última instancia, en lugar de centrarnos en las etiquetas de «nativos» e «inmigrantes» digitales, es más productivo fomentar un enfoque inclusivo que reconozca la diversidad de experiencias y habilidades en el uso de la tecnología, y que promueva un uso responsable y reflexivo de las pantallas en todas las edades.

Otras dos posturas opuestas tienen que ver con el discurso de las Asociaciones Médicas que se oponen al uso de pantallas vs. el discurso pedagógico.

 

Advierten sobre los riesgos del uso excesivo de pantallas en niños, incluyendo problemas de sueño, obesidad y desarrollo cognitivo. Recomiendan limitar el tiempo frente a las pantallas y fomentar actividades físicas y sociales para un desarrollo saludable.

Nuestra postura como educadores: «enseñar y aprender con tecnologías»

Expresa Brailovsky (et.al, 2023) que la noción de lo virtual como parte del mundo, sitúa a la escuela y a las familias en un rol de acompañamiento en la tarea de explorar críticamente estos territorios para comprenderlos, cuestionarlos y, en última instancia, transformarlos. Considerar las tecnologías como parte del mundo implica también reflexionar sobre nosotros mismos, mirarnos y ser interpelados a través de preguntas sobre el significado que les atribuimos y reconocernos como modelo frente a las infancias respecto al buen uso de las mismas. Esto implica pensar en ellas como herramientas que pueden ser utilizadas, pero al mismo tiempo, no como algo separado de la realidad que está siendo examinada.

Bibliografía consultada:

Brailovsky, D.[et al. 2023) El jardin y las maestras jardineras : escrituras colectivas desde el nivel inicial. Cap. 6, Infancias y pantallas: distinciones sobre un escenario complejo,  Editorial Noveduc, CABA.

Prensky, M. (2001) Nativos Digitales, Inmigrantes Digitales, Traducción realizada con el consentimiento expreso de Marc Prensky por Julia Molano para www.aprenderapensar.net. Texto original: www.marcprensky.com/writing/

Páginas WEB consultadas

El mito de los nativos digitales

Informática en el aula: revés inesperado de los «nativos digitales»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *