Ética, esa piedra preciosa

Todo lo que oímos son opiniones, no hechos. Todo lo que vemos son perspectivas, más no la verdad.

El poder reside en tu mente, no en los sucesos externos. Cuando lo comprendas, hallarás la fuerza.

Sé como el acantilado que el mar azota; permanece firme y doblega la furia del agua que lo rodea.

Las palabras del emperador invitan a la reflexión. El decálogo de anotaciones fue acuñado como un diario personal. Los orígenes de las Meditaciones se remontan al año 167 después de Cristo. Por aquel entonces, las inquietudes de Marco Aurelio indagaban en los pilares de la verdad, el deber y la justicia. Hoy, una extensión de Chrome nos permite conocer su legado.

Bastará abrir una solapa nueva. Los enlaces conducen a un portal especializado en literatura clásica. Impulsada por universidades y entusiastas, la biblioteca electrónica reúne a más de cincuenta pensadores. Además de escritos greco-romanos, los contenidos incluyen a Confucio y Lao-Tse. Hallaremos asimismo, textos rescatados del antiguo Irán. ¡Los invitamos a descubrirlos!

Carlos Balmaceda

Editor de contenidos | Analista de Sistemas (Univ. Arg. J.F.K.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.