Descubriendo la escala musical

Como los colores del arco iris, siete son las notas del pentagrama. Y animarse a reconocerlas constituye todo un reto. Sucede que el lenguaje musical tiene sus propias reglas.

Los Pequeños Músicos nos invita a descubrir un maravilloso mundo de ritmos y sonidos. Sol y Tempo, nuestros amigos interactivos, nos brindan una cálida bienvenida.

Luego de sorprendernos con una bella melodía, estos amables anfitriones nos proponen las siguientes actividades:

Practicamos las notas musicales.

  • Siete opciones de ejercitación: Sol-mi, mi-re-do, sol-mi-do, la-sol-mi, sol-fa-mi-do, la-sol-mi-do y la-sol-fa-mi.
  • Dos niveles de práctica: Aprendemos a leer y aprendemos a oir.

El ritmo.

  • Cinco opciones de ejercitación: Se practican las células rítmicas más sencillas.
  • Dificultad progresiva: Ejercicios simples, que comienzan con negra, silencio y blancas. Se identifican los ritmos, agudizando la destreza auditiva.

Canciones infantiles.

  • Cuatro canciones: Aserrín Aserrán”, “Chocolate, molinillo”, “Tengo una muñeca” y “Córtame un ramito verde”.
  • Dos niveles de práctica: Cantamos la canción y escribimos sus notas.

Con una interface muy bien lograda, se destacan las animaciones, los colores y la precisión de los sonidos. Los contenidos se disponen de manera clara pero a la vez intuitiva. La idea es aportar los conocimientos básicos acerca de la notación musical, sin perder de vista un enfoque lúdico.

Para el docente, la documentación incluye una guía de catorce carillas. Por otro lado, el manual de uso para el alumno abunda en ilustraciones y textos sencillos, detallando cómo navegar en cada actividad.

Entre notas de colores y canciones infantiles, Los Pequeños Músicos nos esperan… ¿Se animan a visitarlos?.

Carlos Balmaceda

Carlos Balmaceda

Editor de contenidos | Analista de Sistemas (Univ. Arg. J.F.K.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *