¿Cómo viajo? en el Imperio Romano

Un Google Maps del Imperio Romano que te enseña cómo se movilizaban en aquella época, y cuanto demoraban en hacerlo.


Veinte horas. Ese es el tiempo que Google Maps dice que demora un viaje entre las dos ciudades más icónicas de la antiguedad: Roma y Atenas. ¿Fue siempre así? Por supuesto que no. Imaginamos la respuesta, pero no era fácil acceder a datos más precisos. Hasta ahora. El proyecto Orbis de la Universidad de Stanford creo un Google Maps del Imperio Romano.

Encontralo en https://orbis.stanford.edu/

Según esta aplicación, el viaje más rápido de Roma a Atenas duraba 10,8 días, recorriendo 1551 kilómetros a través del Mare Nostrum (nombre que le daban los romanos al posteriormente conocido como Mar Mediterráneo). Y si preferíamos ir por tierra, bastante más: 74,4 días, cubriendo 2.213 kilómetros. La aplicación también nos da los precios del viaje (en denarios) del pasajero y también de la carga posible.

No te vas a poder despedir fácil de esta aplicación. Podés seleccionar una ciudad (entre las más de 700 que tiene registradas) y  determinar la red de caminos que la conectan, referenciando las distincias, tiempos y costos a otros centros urbanos, lo cual permite descubrir sus influencias culturales y sus posibilidades y limitaciones logísticas.

Vas a ver que los viajes dependían muchisimo del clima, y por eso no será lo mismo que selecciones un viaje en verano o en invierno. También tendrás, como en el mapa actual, distintos tipos de trayecto, aunque aquí no encontrarás ni aviones ni buses, pero sí «Camino», «Río», «Mar Costero» y «Mar abierto».

En fin, cuando termines de explorar todas las rutas del Imperio, quizás quieras hacer el viaje en el mundo presente, te comparto una ruta posible:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *