Aprendiendo a leer en La Cueva de Tragapalabras

Enfocado en la didáctica del proceso de la enseñanza de la lectura y de la escritura, el I.N.T.E.F. nos presenta a Tragapalabras, un dragón muy peculiar: su alimento son las palabras.

Aquí se nos presenta un dilema, porque sin las palabras no se podrían escribir cuentos. Nuestra misión será entrar a la cueva del dragón, resolver los desafíos y así recuperar las palabras.

En el comienzo la aplicación nos brinda la posibilidad de regular el nivel de dificultad; también tenemos la opción de trabajar en mayúsculas o bien en minúsculas. Las modalidades de juego son tres:

  • Aprendo a leer.
  • Ya leo.
  • Aprendo español.

Dentro de la cueva, nueve puertas nos esperan. Tras ellas, las actividades irán variando según el tipo de dificultad que hayamos seleccionado.

Para aquellos que recién están dando sus primeros pasos en la lectura, la propuesta de Tragapalabras se reduce a asociar palabras con pictogramas. Dichas palabras no sólo se mostrarán escritas, también se podrán escuchar.  En cambio, para los que ya saben leer la aplicación nos ofrece además resolver una sopa de letras, descubrir la palabra ordenando sus sílabas o armar la frase seleccionando sus partes.

Durante todos los juegos, es el alumno quien deberá relacionar lo que oye con lo que ve, sin embargo es la aplicación quien lo irá evaluando, avisándole en voz alta si está dando los pasos correctos.  A su vez, la expresión en el rostro de un niño -ubicado en la parte inferior de la pantalla- nos estará indicando el grado de progreso.

La interface es sencilla y por demás intuitiva. Si bien los gráficos no son elaborados, se complementan con locuciones claras. Tragapalabras se adaptará a la velocidad de aprendizaje del chico: no impone, sino que acompaña.

Para el docente, la documentación es muy completa y viene en formato .pdf. Consta de una guía didáctica de 36 carillas y de un manual de uso, igualmente extenso.

Los requerimientos de hardware son mínimos. Un navegador compatible con HTML4 y el plugin de Flash Player 8. Podemos visitar al dragón en linea o bien descargar su archivo comprimido, de unos escasos 20 Mb.

Carlos Balmaceda

Carlos Balmaceda

Editor de contenidos | Analista de Sistemas (Univ. Arg. J.F.K.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *