Adivinando, practicamos inglés

Como senderos de aprendizaje, los juegos constituyen una herramienta ciertamente valiosa. Sin embargo, el corazón del proceso didáctico late al ritmo de una diversidad de factores. Inversión, infraestructura, capacitación y vocación, brindan fieles testimonios de un esfuerzo compartido.

Bajo este escenario, el enfoque lúdico viene a potenciar la incorporación de saberes. Es aquí donde la tecnología redobla la apuesta, sin dejar de lado la mirada del niño. De hecho, un pasatiempo de antaño será la mejor excusa para ejercitar vocabulario.

Tres extensiones nos recuerdan el valor de las cosas simples. Algunas incluyen ilustraciones, otras insisten en estéticas minimalistas e incluso están las que ofrecen categorías temáticas. El desafío: hallar la palabra. ¿Están preparados?

Carlos Balmaceda

Editor de contenidos | Analista de Sistemas (Univ. Arg. J.F.K.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.