¡A todo ritmo!

Cucharón en mano, el precoz director solicitaba atención. La orquesta de ollas y sartenes reclamaba un esfuerzo mancomunado. Los acordes estridentes del peculiar ensamble iban a desatar más de una risa. Finalmente, el gesto cómplice de familiares y vecinos no alcanzó: la batalla por simular solemnidad estaba perdida.

Hoy, Chrome vuelve a marcar el compás. K2MD despliega una batería acústica con nueve sonidos. Sobre la pantalla, una grilla numerada ofrece nueve efectos incluyendo platillos, redoblantes, tambores y bombos.

Asimismo, podremos seleccionar entre ocho estilos musicales, abarcando jazz, rock y funk. Tres botones adicionales permitirán capturar la sesión, exportarla a formato midi y reproducir pistas de playback. Una interface sencilla y ciertamente intuitiva termina de completar un recurso orientado hacia dispositivos táctiles. ¿Se animan a descubrirlo? 

Carlos Balmaceda

Editor de contenidos | Analista de Sistemas (Univ. Arg. J.F.K.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *