Al maestro, con cariño.

Se acerca el 11 de Septiembre y afloran los recuerdos…

La señorita recortando la cartulina, los primeros acordes sobre la flauta dulce y aquellos cuadernitos de clase, forrados en sobrio papel araña.

Aún percibo lejanas, las fanfarrias del Aurora, el patio salpicado de aulas y muchas cabecitas en alto, observando a la bandera flamear en su lento derrotero hacia el cielo.

Casi por accidente, una tarde lluviosa encendí el televisor. Apenas cuatro o cinco canales de aire, lo eran todo en aquel entonces. Corría la década de 1980.

Sobre la pantalla, un joven Sidney Poitier se mostraba serio y pensativo. “Al maestro con cariño ”, fue rodada en 1967.

La película narra la historia de un ingeniero negro, que al no hallar empleo en su profesión, ingresa como maestro a un colegio secundario.

El escenario, ubicado en las afueras de Londres, compone un marco de pobreza y marginalidad. Sobre este contexto, cruzado por situaciones conflictivas, avanzará el argumento.

Mark Thackeray  -el tímido protagonista- encuentra en la rebeldía adolescente un impulso motivador. Reinventándose a sí mismo, una profunda vocación docente le permitirá generar las metodologías pedagógicas necesarias. Finalmente, logra llegar al corazón de sus alumnos.

Con el tiempo, este film se transformó en un clásico. Igual destino corrió “To sir with love“, la banda de sonido interpretada por “Lulú ”.

Pasaron varios años desde aquella tarde lluviosa. La pantalla adquirió ángulos rectos y su magia característica se desvaneció. Las nuevas tecnologías hicieron el resto.

Aunque en mi memoria permanecen vigentes el valor y la templanza de Mark.

Su paciencia infinita se refleja en ustedes, nuestros docentes.

Esta breve reseña finaliza, para dar lugar a un humilde homenaje:

¡Feliz Día, queridos Maestros!

Deja un comentario

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube