Apilando vasos, establecemos la diferencia entre programas y algoritmos.

Continuando la serie de propuestas “unplugged ” (desconectados), vamos a desarrollar un trabajo grupal.

Nuestros Amigos Robóticos, nos ayudarán a comprender las nociones básicas que definen a los algoritmos.

En particular, antes de construir un algoritmo debemos entender que existe una relación directa entre los símbolos y las acciones.

En esta práctica, vamos a programar un robot para que apile vasos. Pero no los colocaremos de cualquier forma. Seguiremos un patrón.

Los materiales que necesitamos son:

  • Una pila de vasos descartables.
  • La lista de instrucciones permitidas.
  • El patrón o diseño a seguir.

A modo de ejemplo, tenemos la siguiente lista de instrucciones.

Si observamos la imagen, notaremos que solo se admiten cuatro comandos:

  1. Elevar el vaso.
  2. Avanzar (la distancia equivalente al ancho de medio vaso).
  3. Retroceder (idem 2).
  4. Posar el vaso.

Mostramos debajo, el patrón que hemos decidido seleccionar.

Y aquí les presento una solución, con tres secuencias de instrucciones. Las leemos de izquierda a derecha. Cada secuencia abarca un renglón, y se corresponde exactamente con los movimientos asociados a un vaso.

Con el objetivo de copiar el diseño -figura de la izquierda- comenzamos la clase preguntando a los chicos cuál será el primer comando que deberíamos ejecutar.

Esperamos su respuesta y paralelamente, vamos simulando los movimientos del robot. Al finalizar un comando, nuestra mano volverá a la pila inicial de vasos.

 

Puede suceder que los alumnos sugieran instrucciones distintas a las permitidas. En ese caso, haremos evidente el “error de programa ”.

Es importante que los chicos asuman que el robot, no comprenderá nada más allá de las cuatro instrucciones (símbolos) permitidas.

Aquí les muestro las secuencias, planteadas y resueltas en cuatro minutos. Asimismo, les recomiendo ver el siguiente video. Resume la idea que les estoy describiendo.

El punto central de esta práctica consiste en comprender que un algoritmo es en esencia, una “receta” para hacer algo. A los pasos que componen un algoritmo se los denomina acciones. El conjunto de acciones nos permite dar solución a un problema o bien, sistematizar la ejecución de una tarea.

Programar es básicamente el proceso que implica traducir esas acciones en símbolos. De hecho, la relación existente entre símbolos y acciones, es el tema que iremos profundizando durante el transcurso de la clase.

Ahora, Nuestros Amigos Robóticos nos proponen explorar esa senda, pero esta vez continuamos con actividades grupales y ejercitamos nuevos patrones.

Si bien está en inglés, les aconsejo descargar la guía en formato PDF.

La documentación para el docente es muy completa.

Brinda orientación detallada en cuanto a la metodología a aplicar.

Sugiere además una diversidad de pautas, todas ellas enfocadas en la participación colaborativa dentro del aula.

El material es gentileza de Code.Org, una iniciativa que busca difundir la Ciencia de la Programación y estimular el Pensamiento Computacional.

¡No duden en visitarla!

Deja un comentario

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube