Mapas Felices: comprendiendo el ABC de los algoritmos.

Si deseamos diseñar nuestros propios algoritmos, no necesitamos utilizar computadoras. Sólo hace falta papel y lápiz.

La tendencia “unplugged ” (desconectados) viene creando espacios de reflexión participativa.

La premisa nos dice: todos podemos colaborar para llegar a la resolución de un problema.

La idea de Mapas Felices es sumamente sencilla. Debemos conducir a nuestra mascota hacia su alimento.

El mapa es básicamente una grilla de seis posiciones. En un casillero tenemos la fruta, y en la otra posición aguarda “Flurb ”, nuestra mascota hambrienta.

La resolución del problema se basa en un solo comando:

Avanzar.

Podemos ir hacia la derecha, hacia la izquierda, hacia arriba o hacia abajo.

En principio, iremos desarrollando vocabulario, y en particular el concepto de algoritmo.

El siguiente paso, consiste en un juego interactivo: nos paramos en medio del aula y le preguntamos a los chicos cómo llegar al pizarrón. Ellos participarán dándonos instrucciones, en lo posible, de a uno por vez.

Cuando hayamos llegado al pizarrón, les pediremos instrucciones para que nos ayuden a dibujar una carita sonriente.

Al finalizar, nuevamente volveremos sobre el concepto de algoritmo y afianzaremos así los conceptos trabajados.

Las prácticas sucesivas implicarán imprimir los mapas, las fichas y generar las actividades grupales (tijeritas, fibrones y cola vinílica vendrán como anillo al dedo).

¿Cuál es el objetivo de Mapas Felices

Veamos la siguiente reseña.

Para el docente, se incluye un completísimo plan de clase, detallando los contenidos y las metodologías a aplicar.

Si bien la mayor parte del material está en inglés, les resultará fácil asimilar la secuencia didáctica. De hecho, no requiere mayores conocimientos en el campo.

Orientada hacia alumnos del Nivel Inicial, Mapas Felices constituye una propuesta muy interesante. Se las recomiendo.

Deja un comentario

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube