Escuchando atentamente, repasamos el abecedario.

Durante los primeros años de vida, cada letra del abecedario esconde un desafío. Y no es para menos. Esta familia de veinticuatro grafemas representa, para los más pequeños, un mundo nuevo por descubrir.

Ciertamente, aprender a escribir no es algo tan simple como trazar palotes sobre el pizarrón. Comenzar a escribir implicará además comenzar a leer. La lectoescritura es un proceso complejo que involucra diversas áreas cerebrales, tales como la percepción visual, la discriminación auditiva y la coordinación motora.

Complementando la tarea del docente, Letras nos propone seis actividades interactivas. Tenemos dos grupos:

Discriminación auditiva de los fonemas.

  • Seleccionamos por “sí” o por “no” los dibujos que contienen una letra específica.
  • Hacemos click en los objetos que contengan la letra.
  • ¿Cuál de las dos? Agudizamos el oído y diferenciamos dos fonemas de pronunciación similar y grafía diferente.

Discriminación visual. Trazo de las grafías.

  • Ayudamos al ratoncito a encestar las letras correctas.
  • Volamos junto al avión y entre las nubes trazamos una letra.
  • Hacemos parejas, uniendo la mayúscula con su minúscula.

Con una interface simple, Letras no presenta requerimientos a nivel de hardware, menos aún en cuanto a software. Sin embargo, conectar un buen amplificador de audio permitirá aprovechar al máximo las posiblidades que la herramienta nos ofrece.

La documentación es muy completa, incluye dos guías de uso y un manual para el profesor. La versión comprimida insume apenas 15 Mb en su descarga.

Valiosa desde la A hasta la Z, Letras resulta una aplicación ideal para implementar en el aula de primer grado. No duden en visitarla.

Deja un comentario

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube